10 Hábitos en el embarazo

Hay muchos factores que se permiten pero también hay prohibiciones

Durante el embarazo es fundamental ofrecerle todos los cuidados a la madre gestante.

Prácticamente todo el mundo tiene claro que el tabaco, el alcohol o la exposición a rayos X pueden perjudicar el embarazo. Pero hay otros hábitos en el embarazo de los que no se suele hablar, com teñirse, depilarse, comer pescado crudo o quesos poco curados e incluso mantener relaciones sexuales, que provocan dudas e inseguridad. Unos no influyen para nada el embarazo, pero otros si pueden tener efectos secundarios que conviene conocer.

Qué está permitido y qué no

Las mujeres vivimos el embarazo con una inquietud especial porque nos sentimos responsables de la salud del niño que crece en nuestro interior. Aunque lo más adecuado es resolver las dudas con el ginecólogo, se puede hablar de forma general sobre ciertos hábitos en el embarazo  comunes.

  1. Tabaco, alcohol, rayos X: evítalo

Desde el momento en el que empieces a buscar bebé, lo ideal es que dejes de fumar y evites también tomar alcohol y exponerte a rayos X (no sabes cuándo te puedes quedar embarazada). Si no lo sabías y has estado expuesta a alguna de estas situaciones antes de enterarte del embarazo, no te agobies (la probabilidad de que haya alterado el embarazo es muy baja), coméntaselo a tu médico y empieza a cuidarte ya.

  1. Tratamientos dentales, Sí

No solo se puede sino que es conveniente por el riesgo de infección en las encías, mayor durante el embarazo a consecuencia de los cambios hormonales. Lo ideal es hacerse los tratamientos dentales entre los cuatro y los ocho meses de embarazo. Pero, en realidad, se puede utilizar anestesia local en cualquier momento si es necesario, porque los dentistas usan fármacos sin efectos secundarios para el feto.

  1. Teñirse: Sí

No existen estudios que demuestren que el uso de tintes durante el embarazo sea peligroso para el feto, ni tampoco en sentido contrario. En principio, se puede seguir utilizando el mismo producto que se utilizaba antes del embarazo, haciendo una prueba de alergia (pues con los cambios hormonales, el cuerpo está más sensible).

  1. Depilarse con cera caliente: No

El uso de productos que impliquen calor no es conveniente en el embarazo, porque el calor de dilata los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de que aparezcan varices más frecuentes en el embarazo

  1. ¿Hacer fotocopias? Sí

El miedo a hacer fotocopias está relativamente extendido. Pero, en realidad, no tiene ningún riesgo: la luz que emite la máquina es solo eso, luz. Sin embargo, hay que evitar tocar el tóner (que contiene sustancias tóxicas)

  1. Hacer deporte: sí

En general se puede seguir haciendo ejercicios en el embarazo. Los ejercicios más recomendables son nadar, caminar, , montar en bicicleta estática, yoga y Pilates.

Hay que evitar los deportes de contacto y los que conllevan saltos o impactos: como el aerobic, baloncesto, etc.

  1. Cuidar de un gato o un perro

Depende, los gatos pueden transmitir la toxoplasmosis, una infección leve para la madre que sin embargo puede tener graves efectos en el feto. En los análisis de sangre que se realizan en el embarazo se comprueba si la embarazada ha pasado ya la infección, algo que es habitual cuando se tiene una mascota.

Si no se ha pasado, hay que extremar las precauciones con el animal y, sobre todo, no ocuparse de su limpieza.

Con los perros también hay que tener más precauciones, como lavarse las manos después de tocarlos, no dejar que te laman, y usar guantes para limpiar sus cosas.

  1. Comer pescado crudo

Ahora que el Sushi está tan de moda, hay que tener mucho cuidado porque el pescado crudo puede transmitir el anisakis, un parásito que produce daños digestivos y puede llegar al bebé a través de la placenta.

También hay que evitar los quesos blandos no pasterizados (porque pueden contener la bacteria responsable de la listeriosis, peligrosa para el feto) y la carne cruda y los embutidos poco curados sin envasar (que pueden transmitir la toxoplasmosis). Para comerlos con tranquilidad, es mejor congelarlos antes y cocinarlos.

  1. Viajar en avión? En principio sí

 Si el embarazo transcurre con normalidad la madre puede volar hasta casi el final, pero siempre hay que preguntar al médico si conviene viajar y qué precauciones tomar.

No obstante, algunas compañías piden un certificado médico a partir del sexto mes de embarazo y algunas no dejan volar a partir de determinadas semanas de embarazo. Si el viaje es largo, conviene mover los pies en el asiento y dar cortos paseos por el pasillo para prevenir la formación de trombos en las piernas pues ahora la circulación de retorno va más lenta.

  1. Mantener relaciones sexuales

 A medida que avanza el embarazo, sobre todo en el tercer trimester mantener relaciones sexuales es más un problema de comodidad que de salud o seguridad. El feto está muy protegido dentro de su bolsa de aguas. Por lo general, salvo que exista una complicación (amenaza de aborto, riesgo de parto prematuro…) que desaconseje tener relaciones sexuales, se puede hacer el amor hasta poco antes del parto. Solo hay que buscar una postura que resulte cómoda para la embarazada.

 

 

 

Sala de Redacción/NewJerseyHispano
Publicado el 29 de Junio 2018

 

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2018.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.

 

error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo este material cuenta con derechos de propiedad intelectual, queda expresamente prohibido la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (incluyendo, pero no limitado a, contenido, texto, fotografías, audios, videos y logotipos) sin previa solicitud de autorización a HISPANO MEDIA INC. y la respuesta respectiva por escrito de la empresa periodística.