Plan de $155 millones para que hogares de ancianos reabran

El gobernador Phil Murphy anuncia pruebas obligatorias para el personal y los residentes y el pago a los trabajadores de estos hogares

Phil Murphy.

TRENTON

Los hogares de ancianos se vieron muy afectados por el brote de COVID-19 en Nueva Jersey y ahora el estado invertirá millones de dólares para que estos centros vuelvan a la normalidad y puedan ser reabiertos a los visitantes.

“Para asegurarnos de hacer esto bien, estamos preparando un total de $155 millones en fondos estatales y federales”, dijo el gobernador Phil Murphy.

El gobernador Murphy dice que alrededor de $25 millones de eso se usarán para pruebas.

Las instalaciones tendrían que cumplir con “puntos de referencia obligatorios” basados ​​en el asesoramiento de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los funcionarios de salud estatales para reanudar las operaciones normales, según Murphy.

El plan “establecerá fases para la reapertura en función del tiempo transcurrido desde el último brote y además se programará para las etapas más amplias de reapertura de nuestro camino de regreso a nivel estatal”, dijo el gobernador.

Murphy dice que se asegurarán de que las reservas estén llenas. El Departamento de Salud creó cuatro fases, nuevos puntos de referencia, hacia una reapertura completa. Permiten las visitas esenciales de los cuidadores, requieren medidas detalladas de control de infecciones y limpieza.

“No solo para enfrentar los desafíos actuales, sino para garantizar tanto la atención de alta calidad como la seguridad de los residentes y el personal en el futuro”, dijo Murphy.

También parte del anuncio fue el compromiso de utilizar los fondos de Medicaid para aumentar los salarios.

“Con esta financiación podríamos aumentar los salarios, específicamente para los auxiliares de enfermería certificados, al tiempo que nos aseguramos de que nuestras instalaciones puedan continuar apoyando plenamente a su personal actual y cumplir con los criterios más estrictos… que se están implementando”, dijo Murphy.

Murphy dijo que el 60 por ciento de la financiación debe destinarse a la fuerza laboral de los hogares de ancianos. El resto iría a las instalaciones una vez que hayan cumplido de forma fiable los puntos de referencia.

Y debido a que sería financiamiento de Medicaid, el Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado dice que les dará la posibilidad de recuperar su dinero si no se usa de la manera correcta.

“Si no obtenemos una buena evidencia de que los salarios se transfirieron, retiraríamos los dólares de la instalación”, dijo la comisionada del DHS de Nueva Jersey, Carole Johnson.

Esos cambios requieren acción tanto a nivel estatal como federal.

> Noticias relacionadas a Coronavirus

Publicado el 10 de Agosto 2020