Residentes comen menos debido a la inflación

Según un estudio cerca del 37 por ciento de habitantes del estado jardín se saltan comidas debido al alza de precios de alimentos

Foto de archivo de una inmigrante que se encontraba en huelga de hambre para exigir ayuda financiera, afuera de la iglesia Judson Memorial en Manhattan. Archivo/EFE

New Jersey Hispano

Nueva Jersey

Una investigación realizada por la empresa CouponBirds, reveló que el 42 por ciento de los estadounidenses han comido menos ante el alza de precios de los comestibles y alimentos en general. Indican que las familias de bajos recursos se han visto obligadas a dejar de comer una de las comidas del día para poder pagar sus facturas de servicios eléctricos, gas y aceite y otros gastos. Algunas familias han reducido el tamaño de sus porciones alimenticias, indica el estudio.

En el caso de Nueva Jersey, se indica que el 37 por ciento de residentes o 2 millones y medio de habitantes del estado jardín han reducido su ingesta de alimentos diarios o el número de veces que comen.

LEE TAMBIÉN: Proyectos para seguridad de armas son ley

Según ha informado northjersey.com, “con la inflación en su punto más alto en 40 años, los más vulnerables financieramente del estado se ven obligados a priorizar entre comprar comestibles para alimentar a sus familias y cubrir otros gastos, como gasolina para sus vehículos o pagar el alquiler y los servicios públicos”.

Los residentes del estado, junto con el resto del país, enfrentan un aumento del 32,2 % en el precio de los huevos, un aumento del 14,2 % en la carne, las aves y el pescado, y un aumento del 11,8 % en los productos lácteos. Aunque los precios de la gasolina han bajado, todavía están por encima de los $4 por galón. La tasa de inflación general se sitúa en el 9,06%, según el reportaje del rotativo.

Laura Van Bloem, directora sénior de desarrollo y comunicaciones de Eva’s Village, le dijo a northjersey.com que “la demanda de comestibles ha aumentado y el costo de llenar los estantes vacíos también ha aumentado”. Eva’s Village ofrece ayuda de comida, recuperación y asistencia a las familias necesitadas.

LEE TAMBIÉN: Primer caso de viruela del mono en NJ

Chris Brancato, director de desarrollo de Caridades Católicas de la Diócesis de Paterson, dijo que los veranos pueden ser un desafío para las personas. Dijo que la demanda de comestibles aumenta durante los meses de verano, cuando los niños no comen nada en la escuela, lo que supone una carga más pesada para el presupuesto familiar. Dijo que su organización benéfica depende totalmente de las donaciones para abastecer los estantes de sus despensas en los condados de Passaic, Morris y Sussex.

“Cuando llegó COVID, las despensas de Caridades Católicas vieron un aumento en la necesidad y pasaron de 5,000 familias que visitaban por mes a casi 20,000”, dijo Brancato al rotativo en inglés.

Otras organizaciones locales también han informado que, el número de beneficiarios que llegan por ayuda a sus centros sin fines de lucro ha aumentado.

Janelle Hall, directora ejecutiva de United Passaic Organization, explicó que la inflación ha generado el aumento de personas necesitadas. “Estamos recibiendo altos volúmenes (de personas que quieren ayuda)”, dijo la directora Hall.

Publicado el 03 de Agosto 2022

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2022.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.

English EN Spanish ES
error: Agradecemos tu interés en nuestros contenidos, sin embargo este material cuenta con derechos de propiedad intelectual, queda expresamente prohibido la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (incluyendo, pero no limitado a, contenido, texto, fotografías, audios, videos y logotipos) sin previa solicitud de autorización a HISPANO MEDIA INC. y la respuesta respectiva por escrito de la empresa periodística.