Crece la brecha en los servicios de salud mental escolar entre los estudiantes de color y estudiantes blancos

Imagen de referencia. Foto de archivo.

BOBBY BRIER | 8 DE SEPTIEMBRE DE 2022 | SALUD, EDUCACIÓN

El informe detalla un aumento en el acceso de los estudiantes blancos y asiáticos al personal de servicios de salud mental en las escuelas y, una fuerte disminución para los estudiantes negros e hispanos

Los estudiantes afroamericanos e hispanos en Nueva Jersey no tienen el mismo acceso al personal de salud mental en las escuelas que los estudiantes blancos, un cambio con respecto a hace una década, según un nuevo informe.

Durante ese tiempo, aumentó la capacidad de los estudiantes blancos y asiáticos para ver al personal de salud mental en las escuelas, según el informe.

“Durante la última década y media, ha habido una fuerte disminución en el acceso al personal de servicios de salud mental para los estudiantes de color, pese a que actualmente los estudiantes de color necesitan ese servicio más que nunca”, dijo el Dr. Mark Weber, autor del informe y analista de políticas educativas de la organización New Jersey Policy Perspective. “Entonces, desafortunadamente, estamos realmente en una crisis creada por nosotros mismos aquí en Nueva Jersey, y debemos tomar algunas medidas realmente importantes para poder resolverla”.

En todo el estado, los estudiantes afroamericanos e hispanos tienen más probabilidades de vivir en la pobreza, según el informe, que es otro factor estresante que se suma al aumento de los problemas de salud mental. Y es más probable que los suspendan de la escuela incluso cuando su acceso a profesionales de la salud mental está disminuyendo, según el informe.

Crisis de salud mental juvenil

El informe, publicado por New Jersey Policy Perspective, un grupo de expertos no partidista con sede en Trenton, se produce durante una crisis de salud mental juvenil sin precedentes agravada por la pandemia que ha llamado la atención de los líderes estatales y los encargados de formular políticas a medida que los estudiantes de todo el estado comienzan el año escolar esta semana. A principios de este verano, el gobernador Phil Murphy anunció su iniciativa “Fortalecimiento de la salud mental de los jóvenes” como nuevo presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores para abordar este problema. Los legisladores estatales también asignaron $480.5 millones en subvenciones a la División de Servicios de Salud Mental y Adicciones del Departamento de Servicios Humanos en el presupuesto del año fiscal 2023.

Todas las escuelas públicas de Nueva Jersey tenían un promedio de 8,2 miembros de personal de salud mental por cada 1000 estudiantes en 2008, y esta cifra aumentó a 8,6 en 2020, según el informe. Pero durante este mismo período de tiempo, el personal de salud mental por cada 1000 estudiantes afroamericanos disminuyó de 10,3 a 8,5, mientras que el personal de salud mental por cada 1000 estudiantes blancos aumentó de 7,4 a 8,5. El personal de salud mental para estudiantes hispanos se redujo de 9 a 8,4.

“Una cosa que podría concluirse al observar el informe es, bueno, ¿no nos estamos moviendo hacia la paridad porque ahora tenemos una situación en la que los estudiantes blancos y los estudiantes negros tienen aproximadamente la misma cantidad de personal de apoyo disponible en todo el estado?” dijo Webber. “Y les advierto a los lectores que recuerden dos cosas. La primera (es) que es mucho más probable que la pobreza afecte a los estudiantes de color”, afirmó.

La tasa de pobreza de los estudiantes afroamericanos y los estudiantes hispanos es mucho más alta que la tasa de pobreza de los estudiantes blancos en Nueva Jersey, según Weber. Casi un tercio de los estudiantes negros procedían de familias que vivían en la pobreza (32 %) en 2018, en comparación con el 10 % de los estudiantes blancos, según la Asociación Nacional de Juntas Escolares.

Pobreza, disciplina

“Y no hay duda de que existe una correlación entre la salud mental de los estudiantes y la pobreza”, agregó Weber. “La pobreza ejerce todo tipo de estrés sobre los estudiantes y las familias, y estas son las familias que necesitan más apoyo”.

Los estudiantes de color son disciplinados injustamente a un ritmo mayor que los estudiantes blancos, según Weber. “Y tenemos muy buena evidencia de que la salud mental de los estudiantes en realidad está relacionada con la disciplina en las escuelas”, destacó Weber. “Cuando los estudiantes se sienten seguros en sus escuelas, cuando se sienten apoyados, es menos probable que se les impongan castigos disciplinarios”.

Además de estos números, el informe señala que un mayor acceso al personal escolar de todo tipo está directamente influenciado por las políticas de financiación escolar. Los estudiantes de color de Nueva Jersey tienen muchas más probabilidades de asistir a escuelas que no cuentan con fondos suficientes, de acuerdo con la ley de financiación escolar del propio estado, que los estudiantes blancos, según el informe.

“Este (informe) destaca… exactamente como muchas de la investigaciones que hemos realizado en los últimos dos años, que muestra que cuando no se sigue la fórmula de financiación estatal y escolar, esta son la consecuencias para los niños”, dijo Danielle Farrie, directora de investigación del Education Law Center en Newark.

Financiamiento escolar

Cuando los distritos escolares no tienen el dinero que necesitan para dotar de personal a sus escuelas, ocurren recortes, afirmó, y estos generalmente suceden primero en el personal de servicios de apoyo. “No nos sorprende que las proporciones de consejeros escolares hayan empeorado durante este período de tiempo porque, especialmente en muchos de los distritos escolares mayoritariamente afroamericanos, no estaban recibiendo la ayuda estatal o los ingresos locales, honestamente, a los que tienen derecho según la fórmula de financiación de la escuela”, dijo Farrie.

Sin este dinero adicional, estos distritos escolares estuvieron operando con el mismo presupuesto durante muchos años, según Farrie. Con el aumento de los costos y los salarios, los servicios de salud mental es uno de los primeros lugares donde los distritos escolares buscan recortar, dijo.

“Se ha hablado mucho sobre los fondos federales para las escuelas de Nueva Jersey, a través de ESSER (Fondo de Ayuda de Emergencia para Escuelas Primarias y Secundarias) y otros programas”, recordó Weber, el autor del informe. “Está un poco por encima de los 4.000 millones de dólares, que es una cantidad significativa de dinero. No hay duda de eso. Pero fue por una sola vez. Fue una flujo único de financiación. Este es un problema que ha estado ocurriendo durante una década y media, y si tenemos un problema a largo plazo, tenemos que tener una solución a largo plazo”.

Weber dijo que si bien es muy útil tener estos fondos federales, no se puede confiar en ellos como la única solución para este problema. “Tenemos que buscar una solución a más largo plazo en términos de asegurarnos de que los estudiantes de color obtengan el personal de apoyo de salud mental que necesitan”.

This translation was provided by Kleibéel Marcano in association with the Center for Cooperative Media at Montclair State University and is supported with funding from the NJ Civic Information Consortium. The story was originally written in English by njspotlightnews.org and is being republished under a special content sharing agreement through the NJ News Commons Spanish Translation News Service.

Esta traducción fue proporcionada por Kleibéel Marcano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo financiero del Consorcio de Información Cívica de NJ. La historia fue escrita originalmente en inglés por njspotlightnews.org y se vuelve a publicar en virtud de un acuerdo especial para compartir contenido a través del Servicio de noticias de traducción al español de NJ News Commons.

Publicado el 12 de Septiembre 2022

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2022.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.