Difundiendo bondad, Vanessa es una madre de New Jersey que se esmera por ayudar a los demás

Vanessa Seymour siempre encuentra tiempo para ayudar a los demás, incluso con su ajetreado horario como madre soltera de una hija, con un trabajo a tiempo completo y limpiando casas a medio tiempo. Foto: cortesía de Vanessa Seymour
Nota del editor: El Asbury Park Press está celebrando 31 días de bondad este mes, destacando a personas y organizaciones de New Jersey que nos han inspirado a lo largo del 2023.

La hija de 10 años de Vanessa Seymour fue uno de los raros casos de COVID-19 pediátrico graves.

La infección se convirtió en neumonía y causó graves problemas cardíacos que mantuvieron a su hija en el hospital durante dos meses, incluyendo dos semanas en una unidad de cuidados intensivos.

Estos fueron los momentos más aterradores en la vida de Seymour. No sabía qué hacer en medio de una pandemia que aún era un enigma en ese entonces. Pero luego, todo cambió de repente. De la manera más inesperada, la hija de Seymour dio un giro de 180 grados y se despertó completamente sana.

Hoy en día, la recuperación repentina de su hija es algo por lo que Seymour se siente agradecida, y es una de las razones claves por las que está devolviendo su favor, afirmó.

Así es como tuvo esa oportunidad: En un día normal mientras limpiaba la casa, oyó un reportaje en la televisión sobre cómo la Iglesia Comunitaria de Montclair estaba recibiendo donaciones en colaboración con una organización local sin fines de lucro.

Sin pensarlo dos veces, Seymour llenó dos bolsas con ropa que su hija no usaba y las llevó a la iglesia sin saber que pronto se convertiría en la principal voluntaria de la iniciativa, donando incontables horas.

Tan pronto como llegó a la iglesia, se dio cuenta de que The Kindness Closet, o El Armario de la Bondad, necesitaba ayuda. Sin que nadie se lo pidiera, comenzó a organizar las donaciones que la iglesia había recibido, y lo demás es historia.

Una iniciativa de Project Kind, una organización sin fines de lucro con sede en Rockaway comprometida con personas sin hogar o económicamente desfavorecidas, El Armario de la Bondad es un centro que proporciona comida y artículos de primera necesidad de forma gratuita a quienes más lo necesitan.

Actualmente, hay dos Armarios de la Bondad en New Jersey: uno en Rockaway y otro que recientemente abrió en la Iglesia Comunitaria de Montclair. Ambos ofrecen artículos de primera necesidad gratuitos, como ropa, productos de cuidado personal y pequeños electrodomésticos que fueron donados a los centros o comprados por la organización con las donaciones monetarias que recibe.

Nacida y criada en Montclair, Seymour es madre soltera. Trabaja como técnica médica móvil a tiempo completo y, para llegar a fin de mes, trabaja limpiando casas a medio tiempo.

Aun así, Seymour encuentra tiempo para ayudar a otros a través de su trabajo en El Armario de la Bondad en Montclair.

Seymour coordina las donaciones a El Armario de la Bondad, identificando los artículos que las personas necesitan, luego comprando esos artículos o localizando a donadores.

“Me hace sentir bien. Por eso lo hago a menudo, porque hay mucha necesidad. Creo que las personas no se dan cuenta de que tan difícil están las cosas ahora mismo, que hay personas sufriendo y con necesidad con los precios de la renta como están de altos”, dijo Seymour.

Vanessa Seymour siempre encuentra tiempo para ayudar a los demás, incluso con su ajetreado horario como madre soltera de una hija, con un trabajo a tiempo completo y limpiando casas a medio tiempo. Foto: cortesía de Vanessa Seymour

La dedicación de Seymour es increíble. Ella se desvive por conseguirle a las personas las cosas que necesitan.

Seymour contacta a personas que puedan estar necesitadas, pero que no conocen la iniciativa del programa sin fines de lucro, como cuando les escribió a dos familias por medio de Facebook después de que se enteró sobre el incendio que las había desplazado de sus hogares.

Y si las personas no pueden ir al Armario de la Bondad ella va hasta ellos, llevando donaciones a sus puertas.

De todos los actos de bondad, uno que ocupa un lugar notable en su memoria es cuando se enteró de una joven madre veinteañera cuyo arrendador se negaba a reparar la calefacción.

Seymour comenzó a hacer llamadas hasta que encontró un calentador, algunas mantas y un edredón que proporcionó a la madre y su bebé. Pero el frío podría haberles afectado; la madre y su bebé aparecieron con fiebre. Seymour encontró el medicamento necesario y condujo a la iglesia para entregárselo.

A Seymour le gusta llevar a su hija como voluntaria al Armario de la Bondad. Como ella misma dijo, quiere transmitir el ejemplo de la bondad para las generaciones venideras.

Esta traducción fue proporcionada por Latino Spirit Media, en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo financiero del Consorcio de Información Cívica de NJ. La historia fue escrita originalmente en inglés por Asbury Park Press y se vuelve a publicar en virtud de un acuerdo especial para compartir contenido a través del Servicio de noticias de traducción al español de NJ News Commons.

Publicado el 07 de Diciembre 2023

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2023.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.